Juicio

De Biblioteca de filosofía
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Juicio

El juicio une dos conceptos en la forma de predicado y sujeto; hay doce tipos de juicios «puros», en correspondencia con las doce categorías. Estos juicios de los que se deducen las categorías son los juicios determinantes, pero además hay juicios reflexionantes. El juicio determinante expresa un conocimiento de la realidad objetiva. El juicio reflexionante expresa un conocimiento de nuestra capacidad interna para reflexionar, desde los datos externos, que puede ser a su vez juicio estético o juicio teleológico.

Juicio analítico

En el juicio analítico el predicado está ya conceptualmente contenido en el sujeto; son por tanto siempre verdaderos, por lo que tienen de tautológicos. El juicio analítico funciona a priori.

Juicio sintético

En el juicio sintético el predicado añade nueva información a la ya contenida en el sujeto; esta información se extrae necesariamente de la experiencia. Los juicios sintéticos pueden ser a posteriori (si la verdad del juicio se extrae exclusivamente de los datos de la experiencia) y a priori (si la verdad del juicio que se elabora desde la experiencia procede de la síntesis con los conceptos puros).

Juicio sintético a priori

El juicio se elabora con participación de la experiencia (sintético) y desde las categorías del entendimiento. Son los juicios con los que trabaja la ciencia.

Volver al Diccionario
Ir a Diccionario de términos kantiano